La estabilización, que tendrá que estar finiquitada antes de que concluya 2024, tendrá dos vías de acceso. La primera es el concurso de méritos, previsto para los interinos que hayan ocupado ininterrumpidamente una plaza antes de 2016 y para las vacantes estructurales en manos de interinos antes de 2016 aunque no sea de modo continuado. Aquí la experiencia laboral contará hasta siete puntos (sobre quince); la formación se computará con un máximo de tres y el resto de méritos (como haber aprobado unas oposiciones de la misma especialidad después de 2012), con cinco.


El concurso de méritos se celebrará «una única vez» bajo coordinación del Ministerio, puesto que habrá libre concurrencia: interinos de otras autonomías podrán optar al proceso cántabro, y viceversa. «Los principios son, entre otros, igualdad, capacidad, mérito y libre concurrencia. Estamos hablando de un cuerpo de ámbito nacional», reveló Gutiérrez.


En segundo lugar está el concurso-oposición extraordinario. Se abre para personal temporal que, de forma ininterrumpida, haya ocupado plaza en los tres años previos a todo 2020. La fase de oposición, que pesará un 60%, tendrá una única prueba que no será eliminatoria, pero que tendrá que aprobarse. Además del tema y la unidad didáctica, algunas especialidades podrán tener prácticas. En la fase de concurso (40%), la experiencia supondrá siete puntos sobre diez, dos la
formación y uno el resto de méritos.


Para estas dos vías se convocan esas 886 plazas, de las que 676 irán por la vía del concurso de méritos y 210, por la del concurso-oposición extraordinario. Para los maestros se ofertarán 345 puestos (236 por concurso de méritos y el resto, por concurso-oposición), y para el resto de cuerpos, se convocarán otras 541 (440 por méritos y 101 por la segunda vía).


Estas dos vías de estabilización convivirán hasta 2024 con la de reposición, destinada a cubrir las jubilaciones y más accesibles a interinos sin tanta experiencia. Este procesos seguirá la fórmula clásica: una fase de oposición con dos pruebas eliminatorias que valdrá dos tercios, seguida de una fase de concurso.

Hay previstas 574 plazas por este cauce, de las que 164 serán de maestros y se ejecutarán a partir del próximo 18 de junio, y el resto, 410, se convocarán a lo largo de 2023 y 2024. En suma, defendió Lombó, «las tres vías suponen la mayor
convocatoria de empleo docente de la historia de Cantabria, con un total de 1.460 plazas hasta 2024».

 

Si quieres ampliar la información puedes ir al siguiente enlace:

https://www.europapress.es/cantabria/educafp-01324/noticia-cantabria-convocara-1460-plazas-docentes-2024-886-estabilizacion-interinos-20220518140049.html